A continuación encontrará estrategias para planificar situaciones especiales relacionadas con dos áreas:

EL ORIGEN de los alimentos que come:

EL TIEMPO en que come:

En cada estrategia escriba:

ORIGEN

Delivery:

Evito coleccionar folletos o imanes en la heladera.
Conozco el lugar donde pido comida.
Prefiero las comidas poco elaboradas como carnes asadas o a la plancha, ensaladas frescas con huevo, pollo, arroz.
Indico que se eviten el aderezo y el aceite y que no se incluya pan en el pedido.
No pido promociones si incluyen mas comida de la necesaria.

Quiosco:

Si no puedo controlarme al comprar en el quiosco, sigo de largo.
Si puedo controlarme, elijo alimentos incluidos en mi plan (barras de cereal, alfajor light, obleas bañadas en chocolate, yogur descremado, ensalada de frutas) o bebidas light.

TIEMPO

Identifico en qué momento del día o la semana tengo más hambre o me tiento con mayor facilidad:

Día o noche:

Aunque no tenga muchas ganas no salteo el desayuno y hago al menos uno pequeño.
Hago todas las comidas diarias.
Realizo alguna actividad en el horario de mayor apetito para distraerme.
Programo una comida antes del horario de mayor apetito o aumento la cantidad de la comida anterior.
Si siento hambre después de comer, hago una colación con líquido posterior a la cena.
Si me levanto de noche a comer, reservo una colación en la mesa de luz para no ir a la cocina. Si el problema persiste, hablo con mi médico.

Fin de semana:

Planifico los gustos o créditos extra teniendo en cuenta las reuniones o salidas con amigos o familiares que ya estén programadas.
Realizo un registro anticipado del fin de semana para aumentar mi compromiso.
Continúo realizando las comidas cada una hora y media como mínimo y tres horas como máximo.
Si mis horarios son muy diferentes a los de la semana, los adapto de forma tal que me permitan realizar una ingesta cada 3 horas como máximo. 
Reservo este momento para los gustos semanales.
Si miro una película…
*Planifico el horario e intento que sea después de una comida principal (almuerzo o cena) para tener el estómago lleno y concentrarme sólo en lo que veo.

*Si no puedo planificar el horario, dejo apartado antes de comenzar a verla lo que comeré si llega el horario de la próxima ingesta.
Busco tareas placenteras y relajantes en el momento del día que suelo tener más hambre (juego con niños, duermo una siesta, tengo a mano juegos de mesa, crucigramas, hablo por teléfono, etc.).
Evito el aburrimiento porque eso puede llevarme a comer de más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.