Estas son diferentes estrategias que pueden ayudarte a controlar el hambre. Algunos te servirán y otras probablemente no. Es importante que las pongas en práctica para saber cuáles te darán resultado.

Menú Variado o monótono: Ver cual me ayuda más a controlarme.
Menú programado: Planificar las comidas del día.
Saborizar: Los sabores fuertes dan saciedad, por ejemplo: canela, vainilla, té de jengibre, picantes.
Decidir la consistencia: Algunas estimulan el apetito. Ver cuál te estimula más (lo crocante, por ejemplo).
6-9 comidas: programar la distribución con horarios fijos para no saltear comidas.
Comida seca: Algunos sienten saciedad evitando acompañar los alimentos con líquido; en otros, son los líquidos los que aportan saciedad.
Bocados chicos y masticar mucho: Ver la forma de comer consciente, comer despacio.
Líquidos gaseosos: Dan saciedad por el gas que contienen.
Temperaturas extremas: Comer la comida muy fría o caliente puede dar más saciedad.
Alcohol: No ayuda a controlar el hambre porque desinhibe las barreras y puede ocasionar pérdida de control de lo que se come, además de aportar 7 kcal por gramo.
Poca grasa: La grasa aumenta el apetito.
Muchos vegetales: aumentar el volumen de las comidas con vegetales crudos y/o cocidos,
Proteínas: Aportan más saciedad que el resto de los nutrientes y para degradarlas el organismo gasta más energía.
Caramelos: antes de las comidas principales para atenuar el apetito mientras se prepara el caldo o algún otro líquido.
Buscar satisfacción o plenitud: Estar atento a comer hasta que me siento satisfecho y no buscar estar lleno,
Café con leche: Da más saciedad que el café solo.
Distracción,vida activa + ejercicio. Mantenerse activo ayuda a no pensar en Ia comida e incluso a comer menos.
Descanso: El cansancio hace que uno coma de más.
Pares: Escuchar la experiencia de otros a los que les pasa lo mismo o contarles mis dificultades ayuda a que me sienta acompañado y a controlar el hambre.
Pesarse con frecuencia: “la balanza es a la persona con sobrepeso como el tensiómetro al hipertenso”.
Curva de peso: llevar un registro de las variaciones de peso y anotarlas en una planilla.
Reconocer y evitar situaciones de riesgo:
Evitar/planificar lo difícil de controlar.
Registro de comidas.

PARA TRABAJAR:
¿Qué recursos usaste ya? Márcalos con color verde.
¿Cuáles te gustaría implementar? Márcalos con color rojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.